Puerto El Morro

Sinopsis

La residencia se llevó a cabo del sábado 21 al sábado 28 de noviembre del 2009 donde participaron 19 productores culturales entre artistas, teóricos, activistas y documentalistas, locales e internacionales.

Esta Residencia fue parte del programa Solo con Natura, concebido por la artista guayaquileña Larissa Marangoni que como objetivo general busca impulsar el desarrollo cultural de comunas en la Provincia del Guayas y Santa Elena. Puerto El Morro es la tercera edición, la primera se realizó en la Isla Santay (2007) y la segunda en Limoncito (2009). Las comunas seleccionadas poseen gran riqueza natural, potencial para el desarrollo eco turístico y en general carecen de visibilidad a nivel local o nacional. Les caracteriza su diversidad cultural y conservan un gran patrimonio ancestral tangible e intangible que su puesta en valor esta por atenderse. En muchos casos carecen de infraestructura básica, los niveles de escolaridad son bajos al igual que los índices de salud.

Los objetivos específicos de Solo con Natura son de promover la participación activa de la población en la generación de sentidos, contenidos y conocimientos a partir de las herramientas propuestas por el arte contemporáneo; y apoyar y acompañar el seguimiento de proyectos iniciados en la Residencia que fueron apropiados por parte de la comunidad.

La Residencia Puerto El Morro estuvo bajo la coordinación de la curadora María Fernanda Cartagena. El concepto que se manejó y que determinó la nómina de los artistas participantes privilegió la formación de zonas de contacto que dieron paso a comunidades experimentales integradas por artistas y pobladores donde se gestaron ejercicios simbólicos experimentales, colaborativos, colectivos y participativos. Los artistas facilitaron espacios procesuales de experimentación y diálogo que tomaban sentido en la apropiación por parte de la comunidad. Se evadió la elaboración de objetos de arte preconcebidos por artistas, dando paso al intercambio de saberes con la comunidad. Los artistas seleccionados que actuaron como mediadores o facilitadores de “ejercicios simbólicos” o “talleres experimentales” contaban con amplia experiencia en esa línea de trabajo con grupos o comunidades.

Los artistas realizaron visitas de campo previas a la Residencia que fueron guiadas por Pedro Morales, Presidente de la Comuna, donde establecieron contacto con pobladores, se adentraron en el contexto y esto les sirvió para modelar el trabajo que llevaron a cabo.

Los ejercicios activados durante los 8 días de la Residencia fueron los siguientes.

Fernando Falconí (Falco) asistido por Dalia Chévez y María Belén Granda trabajó un “mapa vivo” en la casa comunal con líderes, representantes de organizaciones de base y actores diversos. Una fotografía satelital impresa de 2 x 4 m. sirvió como eje para promover conversaciones con los moradores donde los asistentes señalaban necesidades, hitos, conflictos y potencialidades del pasado, presente y futuro de la comuna. Los encuentros donde múltiples voces activaron el mapa se realizaron todos los días y una reunión plenaria liderada por el artista sintetizó el trabajo de la semana. El mapa quedó en la casa comunal bajo la consigna de que sea una herramienta de útil para la comunidad.

Josie Cáceres, asistida por Paulina León, trabajó con niños y adolescentes la idea del cuerpo como un medio de comunicación. La comuna cuenta con una tradición muy amplia de danza folklórica andina practicada por varias generaciones y de mucha vitalidad. Los talleres sirvieron para ampliar las posibilidades de experimentación y comunicación a través de nociones básicas de danza contemporánea. Dado el interés manifiesto por la danza en la comuna y el interés y acogida que suscitó el taller se ha decidido apoyar y reforzar este proceso en el 2010. Se contempla continuar el desarrollo de talleres de danza-teatro con vista a desarrollar una puesta en escena.

Ana Fernández desarrolló un taller para las mujeres (niñas, adolescentes, adultas, ancianas). Un bar de la comuna por las tardes se convirtió en taller de costura donde cada asistente plasmaba en una tela su historia personal. Este lugar de encuentro sirvió para impulsar un tejido social para las mujeres, sus vivencias y necesidades.

Mayra Estevez y Fabiano Kueva del Centro Experimental Oído Salvaje con la asistencia de Ana María Vela y Paulina Ramírez pusieron en marcha una radio comunitaria bautizada por los pobladores como Ondas Porteñas. Durante los 8 días atendieron pedidos de la comunidad, difundieron la agenda de las diferentes organizaciones, elaboraron contenidos con diferentes actores y también promovieron el uso del dispositivo entre diferentes profesionales del sonido y radio locales. Se llevaron a cabo talleres de experimentación sonora con niños y pesadores que resultaron en piezas acústicas que fueron grabadas y entregadas a sus autores. Dado el impacto, alcance y sentida necesidad de la comuna por el proyecto, constituye una de las prioridades para el 2010 su acompañamiento e implementación.

Alejandro Meitin de la organización Ala Plástica con sede en Argentina, constituyó un importante interlocutor durante el proceso por su vasta experiencia en proyectos de arte comunitario en general y en iniciativas ecológico-ambientales en particular. Aportó en el análisis de este tipo de experiencias y sus connotaciones políticas, sociales y artísticas, aspectos que se ventilaron permanentemente durante la Residencia, justamente para promover la reflexión sobre este lugar del arte. También propuso profundizar en el mapeo, conocimiento e interrelación de organizaciones y actores dedicados al tema territorial y ambiental diseñando una cartografía satelital bioregional. Reconociendo que este tema es fundamental en los contextos en los que Solo con Natura está interviniendo, resulta necesario apoyar durante el 2010 esta propuesta. Siguieron de cerca su modo de trabajo los jóvenes artistas Eduardo Carrera y Gabriela Bernal.

Más allá de los medios, metodología y tecnologías movilizados por cada artista, cabe resaltar la interrelación de temáticas, problemáticas y sentidos que emergieron desde la comuna. Los mismos se pueden clasificar en tres grandes temas: Memoria, Territorio y Comunidad. Estos núcleos son parte de una vasta constelación que la dimensión estético-política alcanzo a relevar, visibilizar y dimensionar tanto en todos los planos, especialmente en el sensible.

Participaron tres teóricos, María Fernanda Cartagena, Manuel Kingman y David Gutiérrez (Colombia) quienes elaborarán textos críticos sobre la experiencia.