Isla Santay 2007

En el himen, en el limen
Cristóbal Zapata


Reunir a un grupo de artistas de distinta procedencia geográfica y con trayectorias artísticas diversas en un espacio inédito, virginal –sin ninguna memoria ni tradición artística– fue una de las novedades y uno de los retos que se impuso el proyecto Solo con Natura en la Isla Santay. La otra novedad fue invitar a los artistas a concebir sus obras en función del lugar de residencia, a realizar lo que en el ámbito internacional de las artes se conoce como site specific art, esto es, pensar en obras para un emplazamiento o entorno concreto, considerando las particularidades políticas, sociales, geográficas, culturales del sitio elegido o asignado. Y aun más importante es haber propiciado la participación de los pobladores de la isla, de los naturales del lugar –como decían nuestros cronistas de Indias– en la realización de las obras.

Cada uno de los artistas elegidos por Larissa Marangoni para este proyecto contó con la asistencia de uno o más habitantes de la isla y su implicación total, abnegada, puntual, fraterna fue una de las experiencias más satisfactorias de esta residencia. Los artistas no llegaron para hablar por ellos, por los otros, sin con ellos, desde ellos. El título de una de la obras de Kim Waale, Speaking with Valentino (“Hablando con Valentino”, nombre de su joven ayudante), resume a la perfección el carácter de esta convivencia. Apropiándome de un sugestivo neologismo en inglés –que fue la segunda lengua de este encuentro, y por momento estuvo a punto de convertirse en la primera– acuñado por Cabrera Infante, podríamos decir que las obras se hicieron en una suerte de close-elaboration, pues en varios casos, los compañeros de la isla no se limitaron a aportar su mano de obra, sino que arrimaron ideas, soluciones formales, e incluso (como en el caso de Valentino Domínguez), intervinieron directamente dentro de las obras; a él como a Jacinto, Roberto y Máximo Domínguez, Rineo Jaime, Juan e Isidro Domínguez, Luis y Pedro Achiote, consigno de mi parte y en nombre de los artistas nuestra imperecedera gratitud.